encajar

Como fácilmente puede deducirse, encajar proviene etimológicamente, de meter en cajas, como una acepción especial de embalar, es decir de introducir en una bala o fardo. Al fin y al cabo se trata de disponer o colocar objetos convenientemente en el interior de cubiertas o envoltorios para que puedan ser transportados. Pero encajar también es regular, meter en orden, ajustar o estar de acuerdo con unas reglas.

De hecho al comenzar un dibujo se encaja, se trazan las cajas que albergarán las formas o las diferentes partes que construyen la estructura general. Mediante ese procedimiento la materia se ordena, se regula y se mete en el orden del papel. Al encajar la forma, el ojo y la mano han impuesto la geometría, la medida para poder abarcarla, abrazarla y representarla.

Pero del mismo modo la arquitectura puede también encajarse y ordenarse a priori. Le Corbusier lo intento con los trazados reguladores al igual que los griegos, los egipcios, Miguel Ángel o Blondel. Le Corbusier definió el trazado regulador como una satisfacción de orden espiritual que conduce a la búsqueda de relaciones ingeniosas y armoniosas. Relaciones que han servido para hacer cosas sólidas y de utilidad, cosas bellas que lo son a causa de esas mismas relaciones. Al igual que en la música en la que el ritmo mide y unifica, un trazado regulador construye y satisface. Ordena con proporciones matemáticas sensibles a la vista, los vínculos entre las partes, y entre las partes y el todo, garantizando la armonía que acompaña a la belleza. A fin de cuentas los trazados reguladores no buscan otra cosa que asegurar que todo encaje.

NOMU _ iñigo garcía odiaga _ 07.03.2017

Anuncios

Autor: Iñigo García Odiaga

Arquitecto. 1/5 de VAUMM arquitectos. Giorgio Agamben afirma que Contemporáneo es aquel que recibe en pleno rostro el haz de tiniebla que proviene de su tiempo. NOMU significa en japonés Niebla Densa; NOMU es también un archivo digital de todos los textos y artículos que construyen esa transparencia densa.

1 comentario en “encajar”

  1. ¡Nunca mejor expresado! Y esa es la razón por la que posiblemente la arquitectura es propia de arquitectos. Formarse y estudiar recursos o destrezas tales como ‘encajar’ se estudia con mayor probabilidad en los programas académicos de Facultades de Arquitectura, a través de docentes, mentores, profesionales, en estudios, foros, publicaciones o cursos especializados… Cualquier humano puede hacer un garabato pero no todos pueden hacer el arte de la arquitectura o lograr ‘encajar’ como se describe elocuentemente en el artículo. Y sí: si ha llegado a leer hasta aquí, se trata de una reivindicación hacia los profesionales de la arquitectura en 🇪🇸 España. Lamentablemente, el intrusismo y el séquito que se sube al tren de la burbuja especuladora no define a la arquitectura.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s